Estas en: Inicio Mas Lucha Amigos escritores en la Web: Nueva entrega
E-mail Imprimir PDF
Nueva entrega de la sección literaria

De nuestros amigos escritores

Hacemos un alto en medio de la vorágine deportiva y les proponemos compartir este espacio que nos permite conocer más de nosotros, descubrir páginas diarias de nuestros escritores y en este caso indagar sobre un pedazo de nuestra historia poco conocida. Click para disfrutar. (8 de agosto).

MARCHA DE SAN LORENZO

Cuando escuchamos la Marcha de San Lorenzo, unas cuerdas internas vibran y el corazón adquiere su ritmo, colmando las venas de un patriotismo esbelto, talentoso, pleno de fervor y aliento.

Esta canción de neto corte marcial, alegre y pegadiza, heroica y épica fue también la primera de las canciones patrias que lograron evitar la censura militar y pudieron ser interpretadas por cultores de la música popular con guitarras criollas, bandoneón, acordeón y otros instrumentos propios del folclore nacional.

Sus acordes no solo acompañan los desfiles militares, sino que fueron escuchados en peñas y festivales para que el pueblo la hiciera suya hasta la última nota de su estridente sonoridad.

Su autor, Cayetano Alberto Silva. Uruguayo, nacido el 7 de agosto de 1868 en Maldonado. Hijo natural de Natalia Silva, esclava de la familia que le dio el apellido.  Logró estudiar música e integrar una banda policial en Montevideo. Recién en 1889 viajó a Buenos Aires, donde incursionó en el Teatro Colón como músico de telón, cubriendo suplencias. Para seguir con su vocación se traslado a Rosario, donde fue nombrado maestro de la Banda  del Regimiento 7 de Infantería. En 1898, es contratado por la Sociedad Italiana de Venado Tuerto,  y allí se muda con su familia, funda un centro lírico, enseña música y crea la "Rondalla", banda popular  con la que actúa en el Carnaval de 1900.

La partitura musical que después conoceríamos como Marcha de San Lorenzo, fue compuesta por Silva para dedicársela al Coronel Pablo Ricchieri, Ministro de Guerra de la Nación.

El Ministro agradeció el homenaje pero le pidió que le cambiara el título por "Combate de San Lorenzo", lugar donde él había nacido y escenario  de la única contienda que el General San Martín llevó a cabo en territorio argentino.

Fue estrenada oficialmente en 1902 (sin letra) en las cercanías del histórico Convento de San Carlos donde se gestó la batalla de San Lorenzo. Ese día la marcha fue designada Marcha Oficial del Ejército Argentino.

Asistieron el Presidente de la Nación, General Julio A. Roca, y el Ministro Ricchieri.
En 1907 su vecino y amigo de Venado Tuerto, Carlos Javier Benielli, le agregaría la letra que luego sería adaptada para las escuelas.

Años después, acosado por la pobreza, Cayetano Silva vendería los derechos de la marcha a un editor de Buenos Aires en $ 50 de esa época. Una suma insignificante si se tiene en cuenta que un peón rural ganaba esa suma por mes con su trabajo.
La marcha se hizo famosa.

En Europa es considerada como una de las cinco mejores partituras militares de la historia. El Gobierno inglés solicitó autorización a nuestro país y fue ejecutada el 22 de Junio de 1911 durante la coronación del Rey Jorge V.

Se ejecuta habitualmente en los cambios de guardia del palacio de Buckingham, modalidad que estuvo suspendida únicamente durante el conflicto  en las islas del Sur.

Fue incorporada al repertorio de bandas militares de Uruguay, Brasil y Polonia, entre otras. Fue usada como música incidental en algunas películas (Rescatando al Soldado Ryan, por ejemplo). El Ejército Argentino, en la época previa al nazismo, le regaló la Marcha de San Lorenzo al Ejército Alemán como muestra de amistad, y a cambio éste nos obsequió la marcha "Alten Kameraden" (Viejos camaradas) que hemos escuchado en numerosas ocasiones en nuestras fiestas patrias.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Marcha de San Lorenzo fue tocada por los alemanes en París cuando entraron por el Arco de Triunfo de esa ciudad. A manera de desagravio, el General Dwight  Einsenhower  también la hizo ejecutar cuando el ejército aliado entró en París para liberarla.

Cayetano Silva sin conseguir superar la pobreza y tras serios problemas de salud, fallece en Rosario el 18 de Enero de 1920. Por ser de raza negra e hijo natural la Policía de Santa Fe le niega sepultura en el Panteón Policial. Una tumba anónima en el gigantesco cementerio de la ciudad.

Recién en 1997 y por decisión del Honorable Concejo Deliberante de Venado Tuerto, el Ejecutivo Municipal recupera sus restos y los traslada Cementerio Municipal de Venado Tuerto.

Los acordes nacidos de la inspiración de Silva ahora sin patrimonio de la humanidad.
Tratando de rescatar la historia oculta de un país tan joven, abundante en personajes escondidos por la historia oficial, resta por apuntar: ¿Conocías esta historia? ¿Por qué nunca te enseñaron el nombre de este compositor? ¿Quiénes y en qué momento decidieron quienes eran los personajes que debíamos conocer y cuales no? Me olvidaba la historia la escriben los que ganan, por eso como en el reflejo de un espejo, hay otra historia que subyace en el anonimato.


Guillermo Tonelli Cejas

Comentarios
Añadir nuevo Buscar
+/-
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Título:
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."